Los jóvenes socialistas consideran que se tiene que hacer un gran esfuerzo nacional para acabar contra la violencia de gí©nero adolescente, y piden la elaboración de Planes de Prevención en todos los Ayuntamientos y CC.AA

La campaí±a pretende dar claves a mujeres jóvenes y adolescentes para que sepan detectar los primeros sí­ntomas de violencia y poner freno a estos comportamientos a tiempo
Juventudes Socialistas ha presentado  su nueva campaí±a contra la violencia de gí©nero, puesta en marcha con motivo de la celebración del Dí­a Internacional para la Eliminación de la violencia sobre las mujeres. Una campaí±a que, bajo el lema “Vamos a acabar con la violencia de gí©nero entre los jóvenes”, tiene como objetivo fundamental  prevenir esta lacra social, mediante la sensibilización y la prevención desde las edades más tempranas”.
Para JSE, “acabar con la violencia de gí©nero entre adolescentes tiene que ser una prioridad para toda la sociedad. Hemos de hacer un gran esfuerzo nacional en la misma dirección desde todas las Administraciones Píºblicas y conseguir, de cara a las próximas elecciones autonómicas y municipales, que todos los grupos polí­ticos se comprometan a elaborar planes locales y autonómicos  para la erradicación de este tipo de  violencia entre los jóvenes, porque cada minuto cuenta en la tarea de erradicar la violencia de gí©nero”.  
“Podemos acabar con la violencia de gí©nero entre los jóvenes, pero para ello es necesario que actuemos desde lo local, que vayamos allí­ donde están los jóvenes, a centros educativos y zonas de ocio, fundamentalmente, y que, tal y como hemos querido hacer desde JSE con esta campaí±a, reivindiquemos, informemos y sensibilicemos sobre la existencia de violencia de gí©nero en las parejas jóvenes, que les demos claves para que sepan detectar los primeros sí­ntomas de violencia, y les incitemos a  frenar de raí­z este tipo de comportamientos. “ 
Para conseguir este objetivo, los jóvenes socialistas han editado  ví­deo, carteles, pegatinas y octavillas informativas, y han preparado toda una serie de actividades, como performances y proyección de cortos sobre violencia de gí©nero, que se realizarán en las calles de pueblos y ciudades de toda Espaí±a a partir del próximo dí­a 25 de noviembre, Dí­a Internacional para la Eliminación de la Violencia sobre las Mujeres, y hasta finales de enero. 
Desde JSE han explicado que esta campaí±a nace de la preocupación por los íºltimos informes sobre violencia de gí©nero entre adolescentes, en los que se constata la prevalencia entre las parejas más jóvenes de roles tradicionales de dominación y de actitudes de control que pueden desembocar en violencia. 
Segíºn han informado, cerca del 40% de las denuncias por maltrato son presentadas por mujeres menores de 30 aí±os, un problema que no sólo se circunscribe a nuestro paí­s, ya que la organización Mundial de la Salud ha alertado de que la violencia de gí©nero es la primera causa de pí©rdida de aí±os de vida entre las mujeres de 15 a 44 aí±os, por encima de las guerras, los accidentes de tráfico o los distintos tipos de cáncer.
“La violencia de gí©nero en los noviazgos de adolescentes no es una aní©cdota. Un 12% de los adolescentes reconoce que en una ocasión o más ha pegado o empujado a su pareja. A pesar de los muchos avances logrados, los expertos se encuentran con que todaví­a permanece la repetición de unos estereotipos sociales que sobre el papel ya han caducado, y que son la causa directa de que un 32,1% de chicos y un 14,4% de chicas considere normal que un chico obligue a su novia a mantener relaciones sexuales con í©l en alguna ocasión, o que entre un 15% y un 25% de las chicas piensan que solo obtendrán felicidad, seguridad y protección si están en pareja”. 
Una actitud que para JSE define una relación no igualitaria, y que demuestra que “todaví­a no hemos sido capaces de modificar el esquema violento, instaurado en las raí­ces de nuestra sociedad y basado en la estructura de poder y supremací­a en las relaciones, del hombre sobre la mujer”. 
 
“Y aquí­ está una de las bases fundamentales del problema. Los adolescentes, de manera inconsciente, reproducen las pautas de comportamiento que han aprendido en su entorno, con un problema aí±adido. Además, los trabajos realizados con adolescentes coinciden al afirmar que la normalización de la violencia de gí©nero en la adolescencia es mayor si cabe que en otras edades, y establecen que tanto ellos como ellas son  capaces de describir la violencia, conocen casos de violencia de gí©nero, y pueden identificarla sobre el papel, pero, en general, creen que se trata de algo que sólo le ocurre a mujeres mayores que ya están casadas”
 
“De modo que nos encontramos – han explicado desde JSE- con mujeres que sufren comportamientos que están en la raí­z de la violencia de gí©nero, pero que no son capaces de identificarlos  como tales. Mujeres jóvenes y adolescentes que sufren un control excesivo o violencia verbal, y que no son capaces de asumir, de interiorizar, que están sufriendo maltrato, porque no entra en sus esquemas que alguien de su edad estí© sufriendo violencia de gí©nero”. 
 
La organización socialista joven, además, ha mostrado una gran preocupación por el repunte en el níºmero de ví­ctimas mortales que se ha producido este aí±o ( 62 mujeres y 4 nií±os y nií±as.
 
“Tenemos instrumentos legales para combatir la violencia de gí©nero, pero la Ley Integral no es una varita mágica, sino el primer gran esfuerzo que nos identifica como sociedad. Todos hemos de ser conscientes de que tenemos una responsabilidad adicional y complementaria a la de esta ley. La protección institucional es imprescindible, pero no es suficiente si no va de la mano de la concienciación ciudadana, de medidas de prevención y de una educación en igualdad destinada tambií©n a prevenir desde lo local”. 
“Queremos hacer un llamamiento a las mujeres maltratadas para que denuncien, porque  la denuncia sigue siendo la íºnica puerta para poner en marcha todo el sistema de protección. El 86% de las mujeres asesinadas a manos de sus parejas no habí­an denunciado a sus agresores, para los que el silencio se ha convertido en un aliado fundamental”. 
“Que las mujeres maltratadas denuncien es fundamental, como tambií©n lo es, como paso previo, facilitar herramientas para identificar la violencia y para frenarla, e información sobre los mecanismos de los que disponen para salir del terrible cí­rculo que la violencia genera. í‰ste ha de ser el objetivo”, han concluido desde JSE.