JSE-Egaz: “El PP está cruzando todas las lí­neas de la decencia polí­tica aplicando recortes en algo tan sensible como la protección a mujeres”

Las JSE-Egaz Ramón Rubial se manifestaron hoy frente a la sede del PP realizando un pequeí±o teatro para condenar en primer lugar los casi 30 asesinatos machistas que ha habido este aí±o, pero tambií©n para criticar al PP las medidas “a la contra” que están tomando que atentan directamente contra la prevención y protección de las mujeres ví­ctimas de la violencia machista. Unos vente jóvenes de la organización juvenil socialista, se rodearon en la tarde del viernes para decir “stop” a la violencia machista cuya cara más dramática son las casi 30 asesinadas porque “otros tantos hombres decidieron que querí­an morir”.

En el mismo, el Secretario General de la organización y miembro de la Ejecutiva del PSE-EE, Alain Coloma, realizó unas declaraciones en las que quiso dejar claro desde el inicio que no estaban responsabilizando al PP de los asesinatos, pero si pretendí­an “rozar ese delgada lí­nea, porque ellos están cruzando todas las lí­neas de la decencia polí­tica, y la crisis no puede servir de excusa para aplicar ideologí­a en algo tan sensible como la protección de las mujeres ante el machismo violento y asesino”.

Es por ello, que los jóvenes socialistas se manifestaron tirados en el suelo simulando cadáveres, bajo una pancarta que decí­a “29 mujeres asesinadas, al resto nos matáis vosotrxs con vuestras polí­ticas” en clara referencia a la inacción y retroceso en polí­ticas del Partido Popular.

En palabras de coloma, cinco eran las evidencias que justificaban dicha reacción: “En primer lugar, es un hecho que desde 2012 están disminuyendo las medidas de protección (2.000 mujeres menos bajo diferentes sistemas de protección que en 2012. Mil menos las de protección policial activa, 6% menos de mujeres con servicio de teleasistencia que desde 2005 ha dado cobertura y protección a 45.000 mujeres)”

“Es un segundo hecho – continuó-, hecho que han disminuido las denuncias. Lo cual no parece indicativo de que hayan desaparecido los maltratos, sino simplemente las denuncias (Un 6% menos el aí±o  2012 que la media de los 5 aí±os anteriores). Es un hecho que tambií©n se han visto reducidas las llamadas al 016, siendo 2012 el aí±o con menos llamadas desde la implantación de la Ley contra la violencia de gí©nero (cuando es evidente, que las campaí±as de sensibilización son fundamentales para el aumento de las denuncias)”.

“Es tambií©n un hecho –prosiguió el joven socialista- que ni la Ministra de Sanidad ni el Presidente Rajoy ha dicho ni una sola palabra sobre el asesinato de mujeres en Espaí±a. Y es tambií©n un hecho que los socialistas cuando gobernamos, protegemos a las mujeres de la violencia porque es una PRIORIDAD y sin embargo desgraciadamente cuando la derecha gobierna, es un tema SECUNDARIO y PRESCINDIBLE.

Para demostrarlo puso varios ejemplos: “Mientras que los socialistas cuando gobernamos aprobamos leyes como la integral contra la violencia de gí©nero pionera en el mundo, formamos efectivos policiales especializados en la materia, creamos 106 juzgados especí­ficos y 360 compatibles y tomamos medidas especí­ficas de protección y toda una serie de ayudas a las mujeres ví­ctimas (económicas, materiales, laborales, sanitarias y psicológicas), el PP sin embargo, en sólo aí±o y medio:

“Han reducido un 30% el presupuesto destinado a prevención de la violencia de gí©nero, ha eliminado la asignatura de educación para la ciudadaní­a que concienciaba desde edades tempranas sobre este tema, han presentado un anteproyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo que ataca directamente a la libertad de la mujer a decidir sobre su futuro, pretenden acabar con los servicios municipales de atención, ayuda y apoyo a las ví­ctimas mediante su reforma de ley local que va acabar con esos servicios que ahora dispensan los ayuntamientos y que incluyen por ejemplo las casas de acogida y ha presentado un anteproyecto de reforma del código penal que desprotege a la mujer y a sus hijos y despenaliza o minora las penas de los agresores dándoles una impunidad que ahora no tienen. Sustituyen penas de cárcel por multas, la mayorí­a de delitos pasan a ser leves (y prescriben al aí±o), desprotege a los menores al no considerar un agravante su presencia, pero ¿hasta dónde están dispuestos a llegar en su despreocupación por aquellas mujeres que sufren la violencia?” se preguntaba Coloma.

En este contexto, realizaron varias peticiones: “Al PP de Espaí±a, que informe y consensue los planes con partidos polí­ticos y con asociaciones de mujeres expertas en la lucha contra la violencia de gí©nero, que no rectifique sobre la marcha, que comparezcan en los medios (que ni siquiera han sido capaces de hacerlo en la semana trágica de mayo), y sobre todo que refuercen las medidas contra la violencia de gí©nero en lugar de eliminarlas produciendo un efecto devastador”

“Al PP vasco – continuaron- y a su Presidenta, que si quieren demostrar su autonomí­a y continuidad con la lí­nea amable que dejó atrás a Mayor Oreja y San Gil, que presionen al PP de Madrid para que rectifiquen. Que Quiroga le pida como mujer, como madre y como polí­tica al Gobierno de su partido, que se implique contra una lacra que sólo luchando juntos y juntas contra ella estaremos en posición de ganar y proteger a las mujeres, y lo que es más importante, prevenir la violencia machista contra ellas”.

Además, aprovecharon para pedir al Lehendakari y al Gobierno Vasco, “que mantenga las partidas de subvenciones dirigidas a asociaciones de mujeres que luchan contra la violencia de gí©nero y las instituciones y organismos oficiales, que refuercen el trabajo en el sistema educativo con programas complementarios de formación en igualdad de nií±os y nií±as y adolescentes y garanticen las partidas destinadas a las campaí±as de sensibilización respecto a la violencia de gí©nero impulsando los testimonios de las ví­ctimas en las aulas, y sobre todo a que recuperen la Dirección de violencia de gí©nero que Urkullu por dar la sensación de que reducí­a la administración, se cargó, dejando en evidencia que es algo prescindible con la excusa de la crisis, tal y como hace Rajoy”

“Gritamos en alto stop violencia machista. Condenamos los casi 30 asesinatos machistas que ha habido este aí±o. Condenamos cada golpe, cada insulto, cada vejación. Decimos que ya basta. Lo decimos hombres y lo decimos mujeres que estamos implicados en la consecución de la igualdad real en todos los ámbitos de la vida. Pero además, acusamos al PP de estar desprotegiendo a las mujeres con sus polí­ticas, les acusamos de estar atentando contra la prevención. Dijo Rajoy que habí­a que llamar al pan pan, yal vino, vino, pues nosotros acusamos a los asesinos de asesinar, pero al PP de no hacer suficiente contra ello” concluyeron.