Hay que estar ciego para no darse cuenta del desprestigio que tiene la política entre la ciudadanía.  Las Juventudes Socialistas de Bilbao queremos romper una lanza a favor de la política y del trabajo realizado por el PSE-EE y el gobierno vasco. Nos sentimos obligados a hacerlo por dos motivos: porque los resultados hablan por sí solos, y porque no podemos quedarnos de brazos cruzados mientras los demagogos dicen que la política no vale para nada, y que todos somos iguales. 

Quienes proclaman eso, están poniendo en peligro la esencia de nuestro sistema democrático y sus instituciones. JSB, creemos firmemente en el trabajo de los  y las socialistas vascos que nos representan en ellas, y sabemos la vocación por la res píºblica y el servicio a la ciudadanía que mueven a esas personas. Por eso, decimos alto y claro que estamos orgullosos de su trabajo y compromiso, que dignifican la política, y que el fruto de su trabajo es muy importante, ya que es una pieza esencial que marca la vida de la sociedad vasca.

El 21 de octubre, tenemos una cita con las urnas en Euskadi, y ese día nos jugamos no solo el presente, si no tambií©n en futuro de esta sociedad. Por eso, y siendo conscientes de que la izquierda es crítica, plural y con más tendencia al absentismo electoral  que la derecha, os pedimos que no os quedí©is en casa ese día,  que deposití©is una vez más la confianza en Patxi López. No nos ha defraudado y no lo hará.

En estas elecciones no se eligen solo personas, si no tambií©n modelos de sociedad radicalmente opuestos. Os pedimos el voto porque nuestro Lehendakari es el íºnico garante del modelo Euskadi, un modelo integrador, sin recortes, que apuesta fuerte por la sanidad, la educación, la investigación, la juventud,  y el emprendimiento, y que quiere un Estado más fuerte, que apueste por la defensa de lo píºblico.

Ya habí©is comprobado las trágicas consecuencias de un gobierno de derechas en Espaí±a. No permitáis que ocurra lo mismo en Euskadi.  Por favor, no os quedí©is en casa. Votad por el socialismo vasco. Hacedlo por vosotros, por la juventud, pero sobre todo por las próximas generaciones. Votar por Patxi, es garantizarles un legado de una Euskadi fuerte, rica, justa, solidaria y europea.